Bienvenidos al blog de ICD, un espacio de análisis, reflexión, creación y comunicación donde invitamos a participar a todos los docentes, alumnos , profesionales y ciudadanos que compartan ilusión y pasión por las Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento.

Hoy es un día especial. El Instituto para la Competencia Digital es la culminación de un proyecto educativo que apuesta por una visión diferente de las Tecnologías como herramientas de enseñanza-aprendizaje respondiendo al enorme reto que supone la generación de inteligencia colectiva en la sociedad de la información. En la sociedad, y en las organizaciones, hay un exceso de información que impide a los miembros de la sociedad, o de la organización, tener una visión general de los asuntos y comprender y asimilarlos de forma eficiente. En muchas ocasiones es difícil de distinguir la información relevante de la información menos relevante. La respuesta que Innerarity da para gobernar el conocimiento, teniendo en cuenta las inconvenientes, es el diseño del conocimiento. El diseño del conocimiento es algo más que la elaboración de datos o intercambio de información (Innerarity, 2011)

Y es que la competencia digital (por ser una competencia educativa) no puede reducirse al ámbito instrumental, no es mero adiestramiento en dispositivos o programas con una orientación laboral (uso); también supone un núcleo ético que es necesario descifrar y asimilar (sentido) y que tiene que ver con el pleno desarrollo de la personalidad humana y su apertura a la totalidad de lo real.

Observamos atónitos proyectos faraónicos de “inmersión TIC” con enormes costes pagados por todos los españoles y abocados desde el inicio al más absoluto de los fracasos al no comprender los responsables políticos que las habilidades digitales no se obtienen inundando las aulas de ordenadores o tablets. Desoyendo , como es habitual , las llamadas a la cordura de los profesionales de la educación, ha tenido que ser la OCDE la que escenifique el fracaso de las políticas educativas en este campo. Siendo el país de la OCDE con mayor ratio de Pc por alumno, estamos sin embargo a la cola absoluta del desarrollo de habilidades digitales ( TIC). España es un país de usuarios pasivos o ciudadanos digitales para el ocio lo que conlleva importantes disfunciones en una economía y un mercado laboral que demanda de forma imparable profesionales de alta cualificación TIC.

La competencia digital es una de las 8 competencias clave que cualquier joven debe haber desarrollado al finalizar la enseñanza obligatoria para poder incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida

Reto apasionante donde ICD está llamado a ser actor principal del cambio educativo, social y económico.